distribuidora de challas para tontos

13 Empresa Constructora ISA reparará por un periodo de 1 año a contar de la vencimiento de recibo municipal del edificio las fisuras que aparezcan en cielos en todos y cada unidad de los departamentos en caso de ocurrencia, solo por un finalidad estético; sin embargo que las fisuras son parte de la mantención propia del propietario. 5.2 Modificaciones a medios estructurales Después de ocurrir obtenido los permisos necesarios, cuando haga modificaciones interiores, no debe dañar o cortar los elementos estructurales (vigas, muros, etc.), puede quitar los tabiques o medios no estructurales. En todo caso es recomendable consultar previamente a un profesional calificado, ya que, de otra forma se obtendrán malos resultados que traen como consecuencia problemas de tipo técnico, estructural, estético, que implican un suspensión costo, permitido y de ordenanza municipal. Por lo preliminar, está estrictamente prohibida la modificación de utensilios estructurales a los departamentos. 6 INSTALACIONES SANITARIAS Descripción de las Instalaciones.

113 La época post-asalto que vivió Mallea hallaba al país en pleno desmantelamiento y reconstrucción, y en medio del llamado apagón cultural. Las razones eran diversas y contundentes: permanente prohibición a la arbitrio de expresión, cierre de estudios de séptimo arte y escuelas audiovisuales 251, vetos, censuras a publicaciones y discos 252, expulsión de leyes en apoyo a las artes 253, expatriación a artistas, combustión de recintos culturales, saqueo de museos y bibliotecas, cerrojo de medios de comunicación 254 y control total de lo que escribía la prensa escrita que se mantenía en pie 255. Las artes y las comunicaciones sobrevivían con la lupa y el garrote sobre sí. Para el año 1975, Mallea inició un trabajo paulatino con la intención de tener buen teatro en la comuna. Al tejadillo del Colegio Alonso de Ercilla, brindó un homenaje en el Gran pantalla Palace a Arturo Moya Grau, a quien había tenido oportunidad de ver en shows de radioteatro en Melipilla, por lo que sabía de su aporte para que niños como él se enamoraran de las artes escénicas. Por una deferencia de don José Massoud 256, el 25 de junio, a las 15 horas, con escolares y adultos en las butacas, se rindió 251 Mouesca, Jacqueline, Séptimo arte chileno: vigésimo años: , Santiago de Ají, Tarea de Educación, 1992, p Op. cit. Jordán, p Las drásticas medidas aplicadas desde el inicio del gobierno militar, desarticularon las bases de la institucionalidad teatral. Prácticamente todo el teatro aficionado de las organizaciones sociales de base, se crearon listas negras en la tele; el cine prácticamente desapareció y se abolió la Clase de Protección al teatro chileno. A eso se agrega la implantación de un toque de queda que durante diez primaveras virtualmente puso término a la actividad artística nocturna. Zegers, María Teresa, 25 primaveras de teatro en Ají, Santiago de Ají, área de Programas Culturales de la División de Cultura del Servicio de Educación, 1999, p Jocelyn-Holt, Alfredo.

Tome las medidas de seguridad correspondientes, especialmente la protección de los Luceros. Nunca se debe efectuar perforaciones a mano, sin embargo que se podría quebrar o saltar las palmetas. Evitar la caída de objetos contundentes, los que podrían ocasionar quiebre o saltaduras de las cerámicas. Toda reposición de cerámicas, deberá ser ejecutada por personal competente, y siguiendo las instrucciones del proveedor. Se deberá observar especialmente el tipo de adhesivo a utilizar, y los distanciamientos entre las palmetas, según los coeficientes de dilatación característicos de cada singular de los diferentes tipos. Se debe controlar cada 6 meses la calidad del sello que proporciona el material de fraguado en las uniones entre cerámicas de muros y pisos en baños y cocinas. Del mismo modo el sello elástico del atraque de las tinas y receptáculos de ducha a los muros, aunque que éstos con el paso del tiempo pueden constituirse en una posibilidad de filtración de agua.

120 gramó la primera peña clandestina en el Público de la Escuela Técnica Esther Bunster. Allí, con 200 personas, se llevó adelante un inédito acto masivo de oposición a la dictadura. Esa Perplejidad tocaron los conjuntos Ortiga e Illapu, ampliamente reconocidos en el país con su trabajo de raíces musicales andinas. Los nichos para encuentros encubiertos en los setentas eran pocos. Se contaban con los dedos de una mano. Fuera de la iglesia, estaba el Sindicato de la Construcción, donde se llevaban a cabo reuniones y tocatas íntimas; igualmente el Sindicato de Panaderos que funcionaba en una casa en Silva Chámomento, entre Manso y San Miguel; y una mediagua de calle Hurtado. Llamaba la atención la acogida que brindaban a estas actividades las monjas de la Escuela Técnica Esther Bunster, llegadas de Colombia y a cargo de un establecimiento donde acudían niñFigura y jóvenes de estratos socioeconómicos medios y bajos. En esta escuela, al mando de Carmen Leonor Cortés, se organizó en 1978 un avenencia del Canal Lozano de la Iglesia Católica donde se desarrollaban actividades musicales y teatrales a raíz de lo cual se volvió a ver en la ciudad una marcha no convocada por las autoridades. A la vanguardia de la columna humana iba el cardenal Raúl Silva Henríquez. Inmersos en un quehacer cultural cuidadoso de no despertar sospechas, el Ateneo Juan Francisco González se reactivó en forma clandestina, tratando de reverdecer laureles con el regreso a Ají de Víctor Marín Calquín, quien se había radicado en Argentina. El secretismo y lo privado era buscado por motivos políticos, de supervivencia, expresión y reunión, pero la reclusión en el hogar tuvo otro antecedente que comenzó a delinear los consumos culturales en Chile: la tv. Realizadas las primeras transmisiones en los inicios de la período de 1950, en los primaveras sesenta inició su expansión por el país con un esforzado componente educativo en su programación.

Rociador de ducha Sensea ABS redondo en color cromo con chorro fin profusión. Cuenta con picos de pulvínulo de silicona y las...

Éste se apoyo en documentos de prensa locales de la época, como son los siguientes periódicos melipillanos: La Constitución, La Nación, El Comercio, El Influencia, La Voz del Pueblo y El Labrador, Vencedorí también como otros periódicos nacionales y ciertas revistas de circulación en la ciudad de Melipilla 45. Esto contribuirá a contextualizar y añadir los datos necesarios de diversos aspectos en torno a los teatros, desde el modo de programación que tenían, el tipo de Sucursal con que contaban, la situación político-social que se vivía en Melipilla durante el siglo XX, además de otros aspectos relacionados con las costumbres particulares y la vida cotidiana en estos espacios de coincidencia social. Finalmente, el otro arbitrio informativo de la investigación es la entrevista etnográfica 46. A través de ellas se accedió a diversos testimonios de informantes que vivieron y/o recibieron narraciones sobre cómo eran los teatros de la época y las diversas prácticas sociales que se daban en ellos 47. Particularmente, la información proporcionada por fuentes testimoniales se utiliza para complementar la evidencia entregada por la revisión de fuentes documentales, y que fue obtenida a través de un muestreo por oportunidad 48, facilitado aún por el conocimiento previo de la ciudad Para la índice completa de las fuentes de prensa que se consultaron, se sugiere ver el apartado Referencias. 46 Para profundizar más sobre la construcción de entrevistas etnográficas véase: Guber, Rosana, La etnografía, Buenos Aires, Editorial Norma, Respecto de la relación completa con los entrevistados, se sugiere ver el apartado Referencias. 48 Hernández, R., Fernández-Collado, C. & Baptista, P., Metodología de la Investigación, cuarta estampación, México, McGraw-Hill e Interamericana Editores, 2006, p La etnometodología política posee técnicas no invasivas, como la observación pasiva de interacciones utilizada en este estudio. Tilly, Charles, Afterword: Political Ethnography Campeón Art and Science en Qualitative Sociology, 29 (3), 2006, p

Hay historia sin más, en su Mecanismo. La historia que es, por definición, absolutamente social. En mi opinión, la historia es el estudio científicamente cuidado de las diversas actividades y de las diversas creaciones de los hombres de otros tiempos, captadas en su data, en el marco de sociedades extremadamente variadas y, sin embargo, comparables unas a otras (el postulado es de la sociología); actividades y creaciones con las que cubrieron la superficie de la tierra y la sucesión de las edades. La definición es un poco larga, pero yo desconfío de las definiciones demasiado breves, demasiado milagrosamente breves 1. En la definición de Febvre, lo social no hace relato a un ámbito particular de la sociedad, sino que incorpora a todos los ámbitos sociales. Esto es algo que, décadas más tarde, el mismo Niklas Luhmann postularía con su teoría de los sistemas socia- 1 Febvre, Lucien, Combates por la Historia, Barcelona, Ariel, 1992, pp

41 saludando la alegría y la fraternidad del fin del frío y las nubes, y el arribo del florecer de los valles. En la Confusión inaugural, la comunidad se daba cita en el Teatro Colón con el único requisito de ir disfrazados. Caracterizados de odaliscas, romanos, apaches y de Charles Chaplin, las aposentaduríVencedor se copaban de disfrazados que aguardaban un espectáculo que se iniciaba a las 21:30 horas. Recitaciones, elogios a la reina de la primavera, operetas cómicas, coros y música instrumental eran números habituales. En ellas se ocupaban creaciones del naciente teatro nacional, como Madame de Huachacay, de Pedro Malbrán. Y la fiesta no acababa ahí, seguía el domingo, con caravanas que visitaban la gayola y el hospital, extendiéndose la festividad a las restantes semanas. Esta constante creación de actividades fue la que propició que el Centro Social La Pubescencia abriera la institución de bailable a la cueca y la jota que se bailaban en las celebraciones Campeóní como cursos de taquigrafía, declamación y clases de mandolina, violín y guitarra. Todos en horarios vespertinos, preparaban el mejoramiento intelectual de sus socios y tenían en las matinés sociales del Centro, pero sobretodo en el Colón, las pruebas de fuego de su educación. Mujeres y hombres de Melipilla incluso se sumaban a este interés por tocar algún aparato, declamar o aguantar a decorado pequeñTriunfador comedias. Si el Club de Tiro se animaba a desarrollar una función en homenaje al aniversario del Combate Naval de Iquique, ponía en decorado una zarzuela y extractos de óperas. Si había un beneficio para una de las escuelas, lo mismo. Sobresalen y se repiten en estas presentaciones los nombres de José Casanueva, Raquel y Elena Núñez, María y Mercedes Norris, Marcos Bataller, Rosendo Villar, Nicodemus Álvarez y Pedro Salinas.

Posteriormente de todo, en la también conocida ciudad de los cuatro diablos existía notaría, Gobernación, Judicatura de Humanidades, Correos, Telégrafo del Estado, Registro Civil, Visitación de Escuelas y Faja. Quien, por uno u otro motivo, arribaba a Melipilla, aprovechaba de saludar la plaza de abastos, los abundantes almacenes de mercaderíCampeón y las quintas de recreo, todavía un tanto maltrechas para Pero lo que no se mostró exangüe fue el espíritu colectivo y las ansias emprendedoras de un Melipilla que trabajaba para exceder las pellejeríVencedor vividas alrededor de fines del siglo XIX. Estas se debían a que la Guerra Civil de 1891 había dejado una precariedad tal en las arcas consistoriales que hasta el empastado de la plaza Bancal un hito a celebrar en el post-encono que llevó a la crimen al presidente José Manuel Balmaceda. Vencedorí lo consigna el publicación La Constitución 53, con alegría, al señalar en 1891 que el centro, que estaba deslucido, va a ser transformado en verdes y preciosos prados: las avenidas compuestas y muchos árboles replantados. Todos estos adelantos harán que nuestro único paseo, sea en la tardes de verano, el punto de reunión de la culta sociedad melipillana 54. Esta cita permite acercarnos a una definición de espacio notorio en Melipilla, identificado como un departamento donde los sectores populares no marcaban presencia, aparte como intrusos. Su lado estaba en los arrabales, garitos, casas de remolienda o sencillamente al interior de las variadas haciendas que ocupaban el Unidad 55, verdaderas fortalezas con una vida co- 53 Creado en 1891, de carácter político, literario y comercial, como rezaba bajo su nombre, Cuadro el órgano propagandístico del Partido Conservador. 54 La Constitución, 15 de noviembre de La zona de Santiago, que incluía al Sección de Santiago, Melipilla y Victoria, se caracterizó por tener una gran cantidad de grandes y medianas haciendas respec

Característica de esto, que se ve con más frecuencia, es lo que se observa en los medios de fierro que toman un color café o anaranjado. Cuando esto ocurre no solamente hay un estropicio estético si no que pierde parte de su capacidad resistente y de diseño. Cuando se note que aparece óxido en un punto metálico arquitectónico este este se limpia puliéndolo y aplicando seguidamente una pintura tipo esmalte con anticorrosivo. Le recomendamos no dejar suceder por alto este punto aunque que la oxidación es un proceso no reversible y que se acelera en la medida que no se controla. Seguros: Se recomienda que el Propietario tome un seguro de incendio con sus adicionales de terremoto y filtración de agua, para precaver las consecuencias de los efectos que puedan escapar los tiempos de prescripción de responsabilidades de Postventa y para satisfacer la normativa de condominios. Los seguros bancarios aseguran en algunos casos solamente el saldo insoluto de la deuda. Uso del unidad: En el área ocurrirán ciertos posesiones propios del uso, como por ejemplo: desvaimiento En caso de rotura de cañeríFigura, flexibles o llaves angulares donde se demuestre que es responsabilidad de la constructora, repararemos su propiedad a la brevedad. En las situaciones donde no sea posible determinar a ciencia cierta la responsabilidad de la empresa constructora, la Inmobiliaria solicitará a Usted la respectiva póLid a fin de que siniestre el suceso. Si Usted no cuenta con esta póCompetición para el segundo caso, será de su absoluta responsabilidad la reparación del inmueble.

42 De Olga Donoso se decía que Cuadro la más gorda y chispeante figura del teatro revisteril chileno (...) que enloquecía al sabido con su ingenio y simpatía 121. Con Pepe Rojas la crítica se deshacía en elogios. Toda pena ante este hombre se derrumba, y su Gracejo en tal forma nos hechiza, que hasta los muertos se alzan en su tumba y caen otra oportunidad muertos de risa, dirá El Mercurio casi nada unos abriles luego 122. Con estas visitas, la industria teatral santiaguina había puesto sus ojos y cuerpos en Melipilla y por eso se entiende que incluso arribaran elencos argentinos al circuito de calle Valdés. En 1924 lo hizo la compañía Renovación, con cuatro obras, Adentro de las que se contaba Cebón y Hembra. Un año luego lo haría la compañía de variedades Los Cuyanos, dirigida por Francisco Gonzálvez, tras recorrer los mejores teatros 123 de Valparaíso, Santiago y Concepción. Con el Colón, Melipilla lograba ponerse en la órbita de Santiago, epicentro del entretenimiento nacional. Sin bloqueo, no siempre las visitas teatrales tendrían éxito, y esto le sucedería la cuenta al teatro como espacio y negocio, que para 1924 enfrentaba dificultades económicas, teniendo a mano al box para atraer hacienda a sus arcas. El deporte de los puños fue todavía una de las principales atracciones del Colón en su epílogo. Desde hace algunos años este deporte se había ido tomando la escena Doméstico, con exponentes locales que peleaban en carpas y en recién creados centros pugilísticos. En presencia que los encarpados no eran los mejores y no había recinto con techo que acogiera a un número 121 Salinas Campos, Maximiliano, El Teatro cómico de los años treinta y las representaciones de Topaze y Juan Verdejo en los escenarios de Pimiento en Revista Polis Universidad Bolivariana, año 5, núm.

El Esmeralda invirtió para contar con características de teatro y mayor comodidad, acogiendo una concurrencia aproximada de 500 personas que entrarían en este sarcófago sable, para inmovilizar el cuerpo y detener el tiempo en la fascinación de aventuras, dramas y comedias que, por ese entonces, salían a borbotones desde Europa y Estados Unidos. Acudir al teatro pero se había convertido en un costumbre para la comunidad. Pasado el cinema como una sorpresa y novedad, y las proyecciones como simples panorámicas de la vida citadina o ejercicios militares, el espectador se veía delante un incesante flujo de cintas en una época donde Hollywood producía en cantidades industriales como nunca lo volvió a hacer 130. La Delegación del teatro entendió esta avidez de entretención y tuvo en cartelera filmes el mismo año de su producción, como El Circo, de Charles Chaplin, estrenada en Melipilla en 1928, en funciones los díTriunfador jueves, viernes, sábado, domingo y lunes, en matiné, a las 16 horas; distinto o vermouth, a las 18:30 horas; y noche, a las 21 horas. El impacto de estas películas fue importante, porque introdujeron varios aspectos novedosos para la comunidad: dotaron de ídolos a una mocedad que vio en los personajes cowboys de Buffalo Bill, en actores de sombrero y pistola como Tom Mix, Hoot 129 Este stop nivel de producción será cuestionado por Carlos Ossa al plantear que dichas obras filmadas en pocas semanas y por realizadores de buena voluntad, fuera de unas pocas, no eran más que sketches, de ciertos pasos de comedia, que no hacían alentar esperanza de una producción coherente y más o menos significativa. Al respecto: op. cit. Ossa, p En la época dorada del cine mudo, solamente Estados Unidos llegó a producir 800 películas en un año

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

2.1 REVESTIMIENTOS DE MUROS Y CIELOS Los muros y cielos han sido instalados distintos instrumentos para alcanzar una adecuada terminación, los cuales además de cumplir con una función estética y asimismo de protección, prolongando la vida útil de los materiales. Los utensilios de mayor espesor están conformados por hormigón armado, los cuales si se encuentran ubicados en el perímetro del edificio están revestidos con poligyp, el cual está compuesto por poliestireno expandido de 20 mm challas (plumavit) y una plancha de yeso-carton de 10 mm. O con el doctrina promuro que está compuesto por poliestireno expandido de 20 mm (plumavit), propasta, malla de fibra de vidrio y profinish que se instala por el exterior del muro. Esto con el objetivo de cumplir reglamento térmica en la comuna de Lo Barnechea. Pintura y Barnices: En su unidad se utilizaron esmaltes al agua y/o sintéticos, oleos y leche cuya duración está definida por el correcto uso de su propiedad y la mantención adecuada que se le dé a las pinturas. En Militar, se debe considerar que las distintas superficies y instrumentos con pintura deben retornar a pintarse periódicamente (en muros cada dos primaveras más o menos) antaño que el destruido diferente se pique o se desgaste demasiado, sin embargo que por posesiones del tiempo, el estrella y especialmente la humedad (en baños y cocinas se recomienda repintar cada 18 meses), las pinturas se envejecen, pierden colorido y brillo e incluso pueden llegar a desprenderse. Es posible determinar la decadencia de las pinturas por lo que se puede confirmar y demostrar si Usted ha realizado las mantenciones que correspondan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *